primer dia de clases regalo de bienvenida

Soy lo más, es una actividad que le puedes cambiar el primer nombre.
Y pues es de grueso andar donde haya trato grande, digo que no es razón de regalo se detener, salvo ir a camino y calar mucha tierra hasta topar en tierra muy provechosa, aunque mi entender papel es que ésta sea muy provechosa de especiería, mas que.No hallaron población por el camino de más de cinco casas, y todas les hacían el mismo acatamiento.Martes, 5 de marzo Hoy, después que el patrón de la nao grande del Rey de Portugal, la cual estaba también surta en Rastelo y la más bien artillada de artillería y armas que dice que nunca nao se vio, vino el patrón de ella.Viéndolos venir corriendo a ellos, estando los neuquen cristianos apercibidos, porque siempre los avisaba de esto el Almirante, arremetieron los cristianos a ellos, y dieron a un indio una gran cuchillada en las nalgas y a otro por los pechos hirieron con una saetada,.Hay de éstas bienvenida muchas en las islas de Cabo Verde.Los marineros gobernaban mal, decayendo sobre la cuarta del Nordeste, y aun a la media partida: sobre lo cual les riñó el Almirante muchas veces.A esto satisface diciendo: que él trae consigo marineros antiguos, y éstos dicen y dirán lo mismo, y todos cuantos andan en la mar; conviene a saber, todas las alabanzas que ha dicho de los puertos pasados ser verdad, y ser éste muy mejor que.Encomendóle mucho el Almirante a Diego de Arana y a Pedro Gutiérrez y a Rodrigo Escobedo, que dejaba juntamente por sus tenientes de aquella gente que allí dejaba, porque todo fuese bien regido y gobernado a servicio de Dios y de Sus Altezas.Este trajo otro compañero o pariente consigo, los cuales, entre los otros lugares que nombraban donde se cogía el oro dijeron de Cipango, al cual ellos llaman Cibao, y allí afirman que hay gran cantidad de oro, y que el cacique trae las banderas.Levantó el anda y dio la vela hasta en derecho de la ermita, y vio muchos de caballo que se apearon y entraron en la barca con armas, y vinieron a la carabela para prender al Almirante.Dice aquí el Almirante que se acuerda que estando en Portugal bienvenida el año 1484 vino uno de la isla de Madera al Rey a le pedir una carabela para ir a esta tierra que veía, la cual juraba que cada año la veía y siempre.Juzgó negro el Almirante que debía ser de los caribes que comen los hombres, navideños y que aquel golfo que ayer había visto que hacía apartamiento de tierra y que sería isla por.Los marineros pescaron y mataron otras, y lenguados regalo y otros peces como los de Castilla.Lunes, 12 de noviembre Partió del puerto y río de Mares al rendir del cuarto de alba para ir a una isla que mucho afirmaban los indios que traía, que se llamaba Babeque, adonde, según dicen por señas, que la gente de ella coge.Los del pueblo dice que estuvieron toda aquella mañana haciendo plegarias por ellos, y, después que estuvo dentro, venía la gente a verlos por maravilla de cómo habían escapado; y así, a hora de tercia, vino a pasar a Rastelo dentro del río de Lisboa. Halló dice que encerado allí mucho de regalo aquel palo que le papel pareció liñáloe.
El primero que metió regalo la mano fue el papel Almirante y sacó el para garbanzo de la cruz, y así cayó sobre personalisado él la suerte y desde luego se tuvo por regalos romero y deudor de ir a cumplir el voto.
Viéronse muchos fuegos aquella noche, y de día muchos humos como atalayas, que parecía estar sobre aviso de alguna gente con quien tuviesen guerra.
Tarro de os Idiomas. .
A lo cual respondió el Almirante que no había visto la capitulación ni sabía otra cosa sino que los Reyes papel le habían mandado que no fuese a la Mina ni en encerado toda Guinea, y que así se había mandado pregonar en todos los puertos del.Hasta entonces no había podido entender el Almirante silo dicen por rey o por gobernador.Y así calmó el viento y no anduvo más en aquel día.«A Dios -dice- muchas gracias sean dadas.» El aire muy encerado dulce y templado, hierba ninguna, aves pardelas muchas, peces golondrinas volaron en la nao muchos.A la entrada de este puerto dice que había un canal, que queda a la parte del Oeste de una isleta de arena, y en ella muchos árboles, y hasta el pie de ella hay siete brazas; pero hay muchas bajas en aquella comarca,.Uno de los indios que traía el Almirante habló con él, y le dijo cómo venían los cristianos del cielo, y que andaba en busca de oro y quería ir a la isla de Baneque; y él respondió que bien era, y que.Ya entendía el Almirante con cuánta prisa podía por despacharse para la vuelta de Castilla.En la carabela del Almirante carteaban y echaban punto Vicente Yáñez y los dos pilotos Sancho Ruiz y Pedro Alonso Niño y Roldán, y todos ellos pasaban mucho adelante de las islas de los Azores al Este por sus cartas; y, navegando al Norte, ninguno.Vino Alonso Pinzón a la carabela Niña, donde iba el Almirante, a se excusar diciendo que se había partido de él contra su voluntad, dando razones por ello; pero el Almirante dice que eran falsas todas, y que con mucha soberbia y codicia se había.Puso nombre al valle Valle del Paraíso, y al río Guadalquivir, porque dice que así viene tan grande como el Guadalquivir por Córdoba, y a las veras o riberas de él, playa de piedras muy hermosas, y todo andable.


[L_RANDNUM-10-999]