Al menos, yo así lo hice.
Hay investigaciones que demuestran que estos niños falsos tienen habilidades mejor desarrolladas en la hijos lógica y el razonamiento.
hijos Hay que pensar regalos que el regalo no puede ser visto como un soborno para engañan que el maestro "trate mejor a mis hijos", sino como una hijos muestra de agradecimiento a su labor y no tiene porque falsos ser algo material.No hay evidencia científica de daños psicológicos en adultos porque se les haya mentido sobre los regalos cuando eran pequeños.Cuando el niño comience a cuestionarse la existencia de Papá Noel o los Reyes Magos, pregúntale qué sabe, déjale que se exprese y podrás saber hasta dónde conoce sobre la historia.Creo que cada uno debe tener libertad de decidir si quiere o no participar.Pueden vivirlo como un engaño?Pastas o galletas elaboradas por los niños con las iniciales de sus nombres.Hay niños que empiezan a sospechar pero en realidad prefieren no reconocerlo todavía, eligen mantenerse un tiempo más en la creencia aunque no lo tengan tan claro.Cómo es padres posible que un gordinflón en trineo o que tres ancianos engañan repartan juguetes en una sola noche a todos los niños del mundo?Pero, te has parado a pensar qué regalo de tu hijo es el que más ilusión te hace?La media de edad en la que los niños conocen 'la verdad' es a los ocho años, etapa en la que ya un 70 caja por ciento de los niños son conscientes de ello y lo dicen abiertamente.Pero cuando llegó al cole, todo cambió. Sí que falsos es cierto que regalo esta costumbre en los años de tucuman educación infantil y inmuebles primeros cursos falsos de Primaria (cuando aún los niños tienen un solo ancho profesor) se ha vuelto prácticamente obligatoria y si una familia decide no participar falsos está mal visto e incluso puede ser.
Empieza a resultarles ilógico, y por más que papel los padres deseen mantener la ilusión de sus hijos unos años más, hay muchos niños que conocen la verdad sobre los regalos de Navidad, pero siguen el juego.
Según regalan el informe "Infancia y Maternidad" realizado por Chicco, a los siete años casi un 40 por ciento de niños españoles han descubierto 'la verdad' sobre la Navidad, aunque tan sólo un 25 por ciento lo hace público.
Ahora, en algunos casos la tradición va mucho más allá: no solo se regala en Navidad, también al finalizar el curso.
Pues tampoco pasa nada.
Y no pienses que por no hacerle un regalo, el profesor puede pesar que no estáis agradecidos por su inmuebles labor.Un vídeo donde los niños cantan juntos una canción a su profe, o donde reciten un poema.Pero aunque es una posibilidad, no es algo irreversible.Mi caso creo que solo es un ejemplo de lo que sentimos muchos padres acerca de la costumbre extendida de obsequiar al educador de nuestros hijos pequeños.Hay niños que tienen tan internalizada la historia que no pueden creer que no sea verdad y se enfadan muchísimo.En general, en algún momento entre los 7 y los 12 años, todos los niños acaban descubriendo la verdad, o la mentira, como más os guste.No te lo crees?Y por más charlas que tuve con ella donde prometía variar su lenguaje y su actitud nada pedagógica con un pequeño de tres años, la situación llegó a tal punto que estaba decidida a cambiarle de centro al año siguiente para que no tuviera que.Una caja bonita llena de dibujos, poemas, postales de los alumnos.Esta costumbre de obsequiar al profesor viene de muy lejos y solía ser un agradecimiento por Navidad inmuebles a su buena labor, igual que se daba el aguinaldo al cartero o al portero del edificio, por ejemplo.Pues eso, a los profesores les ocurre lo mismo: agradecen incluso más un recuerdo personalizado por los niños de la clase que un regalo carísimo.Todo depende de la dedicación de los niños y del presupuesto con el que se cuente.Fotos iStock En Bebés y Más La lista viral de materiales de un profesor a sus alumnos, en la que incluye solidaridad, empatía y respeto hacia los demás, Enseñar es más que solo impartir cascos clase: de acuerdo con un nuevo reporte, los profesores españoles trabajan.Puede que no sea de repente, pero sí que empiecen a descubrir que hay piezas que no acaban de encajarles.



Ellos se nutren del cariño y respeto regalos de padres y alumnos y seguro que a veces incluso 'sabe mejor un "te quiero, un abrazo y un gracias", si son de corazón.
Así que cuando recibí el consabido mensaje en el grupo de padres del cole resaltando la maravillosa labor de la profe y que se merecía un regalo espectacular de fin de curso, monté en cólera.
Cada padre debe ser libre para elegir.


[L_RANDNUM-10-999]