mi tia me regalo el culo relato

Pido a Dios te siga bendiciendo con salud, paz, tranquilidad y sobre todo relato amor.
Ajuste: Se adapta a la talla real, tome su talla normal.
Categoria: Mensajes de cumpleaños para mi Tia : Feliz día tía querida, tú sabes muñequito que regalo te quiero muchísimo y que relato eres mi favorita entre todas mis tías, y eso es porque eres una persona muy buena, que siempre ha dado todo por su familia.
Me despedí de mi novia por unos días, fue doloroso regalo porque ya se sabe, cuando regalo se empieza una relación, lo que apetece es estar las veinticuatro horas juntos, pero la negación de sus padres a que me acompañara culo en este viaje fue tajante.A niñas mi hermana Miriam le hice ver que iba a la Universidad, pero la realidad es que me dirigí a la tienda, propiedad de Gregory.A pesar de la gran humedad que tenían nuestros órganos, la penetración no era sencilla.Send us your feedback.Tenía por entonces 18 años, yo era un muchacho para sano y vigoroso que cursaba estudios en la Universidad.Hermosa estaba vestida CON UN jeans ajustado, UNA bluza NO TAN descotada pero QUE SI SE LE dejaba VER algo para LA imaginacion.Con mi tía, como culo ya os podéis imaginar a estas alturas estaba prohibido dormir desnudo, así que saque mi polla por la bragueta del calzoncillo y la dejé reposar sobre mi muslo, como si en un movimiento nocturno se me hubiera salido, cuando ella entró.Durante toda mi vida me has demostrado un enorme cariño y me has cuidado como si fuera regalo tu hija y eso es algo que te agradeceré siempre.El trámite fue muy rápido, con los requisitos exigidos y en los próximos días formalizaría la solicitud.La historia de mi tío se merece un relato aparte y es mi compromiso el que una vez muñequitos acabada la segunda parte del referente a mi tía Julia, os lo ofreceré con todo lujo de detalles.Sergio: NO LE molestara SI LA visito YA regalo QUE llegare UN poco tarde.Me contó que por las noches salía a bares de ambiente e incluso a veces actuaba en algunos clubs como dragqueen.Ella se había situado a mi derecha y al echarse hacia mí, mi brazo culo derecho quedaba oprimido y yo muy incómodo.Exhaustos y abrazados, regalar nos quedamos enganchados por un buen rato. Entonces mi tía se relato bajó el pantalón y me dejó ver una diminuta pantaleta negra que casi no se veía por el tamaño de muñeco su culo, y sin preguntarle más me lancé sobre de ella y comencé regalo a besarle sus nalgas, mi tía sólo.
Y el día tan esperado llegó, ella entro a mi habitación a despertarme pero yo hacia horas que estaba despierto pensando en ella, desayunamos y nos fuimos a la playa.
Con la mano izquierda acaricié su vulva, abriéndole sus húmedos labios.
A la mañana siguiente me desperté tarde, mi tía estaba en la cocina ocupada en sus quehaceres domésticos.
Desde ese día mi nerviosismo era culo tal que la única manera de apagar los nervios era matándome a pajas, tenia en mi habitación un portarretratos con regalo una foto de mi tía que le había hecho el verano anterior en la playa y cada noche acababa.
Los besos se alternaban con suaves bocados a través de los cuales le transmitía mis deseos más profundos.
La cocina era enorme y pasando por el salón que era casi tan grande como la casa de mis padres, mi tía me llevó al cuarto de invitados que sería mi residencia durante mi estancia.
Mi tía era una solterona muy recatada, siempre llevaba vestidos que la protegieran de cualquier mirada, huía de cualquier conversación sobre sexo, nunca le havia visto la falda mal puesta, por eso con el verano y la playa llegaba también regalo el bañador, esa figura, esas.MI TÍA julia, esta experiencia que voy a relatar me ocurrió culo hace ya algún tiempo.Todos los derechos reservados.Bebimos cerveza mexicana y saboreamos las fuertes y condimentadas carnes que nos ofrecieron.Esta cicatriz con forma de sonrisa que me acompañará por el resto de mis días regalar es un guiño a la vida.Ella me dijo que no iba a venir, pero que si me quedaba más tranquilo cerraría con llave y la dejaría puesta por dentro.Después de la cena me llevo a una sala de baile, la mirada de todos lo machos se clavaba en su escote o en su trasero muy marcado gracias a su vestido ajustado.Llegamos animaled a casa después de haber estado todo el día fuera, nos pusimos cómodos y en el salón mi tía veía la televisión mientras yo leía un poco.Después de comer ella me trajo la comida, se había vestido con un jersey de tirantes con un escote bastante pronunciado que se veía claramente que no llevaba sostenes y una falda bastante corta, se sentó a mi lado y empezó a darme la comida.También me despedí de mis padres y cogí con nostalgia, a pesar de que aún no había salido, para el autobús que en cinco horas me llevaría hasta Valencia.Yo no sabia que era lo que quería decir con eso.Información Sitios amigos Tengo un Secreto es un proyecto licenciado bajo Creative Commons).Tanta emoción desatada, acabó afectándome de manera que casi se me saltaron las lágrimas.

Era hermoso de contemplar como regalo se mantenían, a pesar de su gran tamaño, erguidos y maravillosamente posicionados.
En la vida existen tías que muchas veces se convierten en una segunda Madre para nosotros y a quien llegamos a querer con todas las fuerzas de nuestro corazón.


[L_RANDNUM-10-999]